Exhortación apostólica Evangelii Gaudium
Resumen

“La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”.
Un himno a la alegría de la fe. El Papa Francisco recoge la riqueza de los trabajos sinodales. Voz de los cinco continentes. “La nueva evangelización para la transmisión de la fe” celebrado en octubre 2012.

Introducción.
- Reflexión en torno a la alegría de la fe. Constante de las SE y de los Evangelios.
- Encuentro con Cristo es fuente de alegría.

Cinco capítulos en los que aborda los problemas y riesgos del mundo actual.
Establece las claves para arraigar y desarrollar el bien:
- comunicación de la experiencia de verdad y de belleza,
- la alegría de evangelizar, y
- el derecho de todos a recibir el anuncio del evangelio junto al
- deber de todo cristiano de realizar el anuncio sin excluir a nadie

A la introducción le siguen cinco capítulos:

Capítulo I: La Transformación Misionera de la Iglesia
- Petición de reencontrarnos con Jesucristo, que renovemos nuestro encuentro y nos dejemos encontrar por Él. “El evangelio invita insistentemente a la alegría‘.          
- Una Iglesia en salida: Primerear, involucrarse, acompañar, fructificar y festejar.
La Iglesia en su punto de partida es una comunidad de discípulos que ‘primerean’ y toman la iniciativa de ser los primeros en salir al encuentro de los demás y lo hacen con el deseo inagotable de brindar misericordia.
- Una Iglesia convertida. Pastoral de la conversión. Una impostergable renovación eclesial.
Desde el corazón del Evangelio. Una misión que se encarna en los límites humanos. Una Iglesia que es madre  de corazón abierto.
- Una Iglesia transformada: prefiere ‘una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades‘.
“La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría.”

Capítulo II: En la crisis del compromiso comunitario
- Fuerte crítica a la economía actual, porque excluye a los débiles y solo hace fuerte a los poderosos.
Algunos puntos:
- No a  una economía  de la exclusión / No a la nueva idolatría del dinero / No a un dinero que gobierna en lugar de servir / No a la inequidad que genera violencia / Desafíos culturales / Desafíos de la inculturación de la fe / Desafíos de las culturas urbanas.

Tentaciones de los agentes pastorales
Sí al desafío de una espiritualidad misionera
No a la acedia egoísta / No al pesimismo estéril
Sí a las relaciones nuevas que genera Jesucristo
No a la mundanidad espiritual  / No a la guerra entre nosotros

Otros desafíos pastorales:
Asumir algunas preguntas que no se pueden eludir superficialmente:
- ‘el lugar de la mujer allí donde se toman decisiones importantes, en los diversos ámbitos de la Iglesia‘;
- mayor protagonismo de los jóvenes en la pastoral de conjunto de la Iglesia,
- mejor selección de los candidatos al sacerdocio,…

Capítulo III: El anuncio del Evangelio

- Interpelación a quienes anuncian el Evangelio.
- La Iglesia es el pueblo de Dios y debe ser, conforme al proyecto de amor de nuestro Padre Dios, ‘el lugar de la misericordia gratuita, donde todo el mundo pueda sentirse acogido, amado, perdonado y alentado a vivir según la vida buena del Evangelio’.
- “La evangelización es tarea de todos los que somos Iglesia, ‘un pueblo con muchos rostros‘.
- La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados [...] no es indispensable imponer una determinada forma cultural, por más bella y antigua que sea, junto con la propuesta del Evangelio.
- El mensaje que anunciamos siempre tiene algún ropaje cultural, pero a veces en la Iglesia caemos en la vanidosa sacralización de la propia cultura, con lo cual podemos mostrar más fanatismo que auténtico fervor evangelizador”.

- Fuerza evangelizadora de la piedad popular. Alentar y fortalecer.
- Llamado a la evangelización informada ‘de persona a persona’.
- Subraya fuertemente la importancia de una buena homilía!
Respecto a la homilía “No puede ser un espectáculo entretenido sino dar fervor y sentido a la celebración, pide brevedad, así como evitar que parezca una charla o clase, y debe transmitirse el mensaje con el espíritu de amor de una madre hacia un hijo”.

El Papa desarrolla las claves para una buena homilía:
- preparar bien el mensaje / alimentarse de la palabra de Dios / personalizar la palabra / macerarla en lectura espiritual / poner un oído en el pueblo de Dios / cuidar los recursos pedagógicos.

- importancia de utilizar siempre un lenguaje positivo que indique cómo podemos hacer mejor las cosas y, en cualquier caso, ‘no quedarse en la queja, el lamento, la crítica o el remordimiento‘ / Recuperar el primer anuncio o ‘kerigma”.
- La evangelización necesita del acompañamiento personal en los procesos de crecimiento, escuchando, prestando una mirada respetuosa y llena de compasión, con paciencia y prudencia, despertando la confianza de quien es evangelizado, su apertura y su disposición para crecer.


Capítulo IV: La Dimensión Social de la Evangelización
- La fe auténtica “siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra y por tanto nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad”.
En este capítulo, el Papa, señala la inequidad, la falta de justicia social, como la raíz de los males sociales y reza para que crezca en el mundo el número de políticos ‘a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!‘ y que sean capaces de ‘entrar en un auténtico diálogo que se oriente eficazmente a sanar las raíces profundas y no la apariencia de los males de nuestro mundo’
“La necesidad de resolver las causas estructurales de la pobreza no puede esperar.
- Se alegra por el progreso de las ciencias.

Capítulo V: Evangelizadores con espíritu
- La evangelización con espíritu es la que arde en los corazones y ‘es muy diferente de un conjunto de tareas vividas como una obligación pesada que simplemente se tolera, o se sobrelleva como algo que contradice las propias inclinaciones y deseos’.
- Es el fuego del Espíritu Santo el que contagia con fervor, alegría, generosidad, audacia y amor.
- “Hay que reconocerse a sí mismo como marcado a fuego por esa misión de iluminar, bendecir, vivificar, levantar, sanar, liberar. Allí aparece la enfermera de alma, el docente de alma, el político de alma, esos que han decidido a fondo ser con los demás y para los demás. Pero si uno separa la tarea por una parte y la propia privacidad por otra, todo se vuelve gris y estará permanentemente buscando reconocimientos o defendiendo sus propias necesidades”

Insistencia en que “la misión” es el corazón del pueblo cristiano, iluminado por el Espíritu Santo, y ‘con el Espíritu Santo, en medio del pueblo siempre está María’ porque ‘ella es la Madre de la Iglesia evangelizadora y sin ella no terminamos de comprender el espíritu de la nueva evangelización’.

“Hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes”.

P.Hugo Tagle
twitter: @hugotagle

Ver comentarios

Cargando